blog image

A menudo se entiende que una relación íntima estable debe mantener algo de duda e inseguridad en la pareja y no dejar uno de los dos pensar que tiene el control total. Algunos dicen: para que no se pierda el interés.

¿Existe tal dependencia y cuáles son las posibles explicaciones psicológicas?

La respuesta está en los gruesos libros de psicología.

En la década de 1960, John Bowlby escribió su concepto del apego, posteriormente decenas de autores lo desarrollaron. Uno de los menos conocidos entre ellos es Robert Weiss. Su objetivo fue comprobar si la relación madre-bebé se transfería a la relación de una pareja adulta. Lo que encontró responde a la pregunta del título.

En la teoría original, el estilo seguro de apego se caracteriza por tres principios básicos. Primero, si el niño está separado de la madre o está fuera de la zona de confort, el mismo busca intimidad: intenta acercarse físicamente a ella o atrae su atención a través del llanto y la protesta. En segundo lugar, al regresar al área de la intimidad, el niño se calma y reanuda su interés por conocer el entorno que lo rodea, incluso los desconocidos. Terrcero, si la madre desaparece nuevamente, el niño rechaza cada desconocido, los experimenta como una amenaza y fortalece su apego a la madre, tratando de no "perderla" de nuevo de su zona de confort.

Según Weiss, este comportamiento se transmite en la edad adulta a otras figuras importantes, en torno a las cuales se forma una sensación de comodidad y seguridad: las parejas íntimas. Estas figuras (parejas) se denominan "base segura" y se aplican por igual a ambos sexos. A pesar de su nombre, las bases seguras tienen a primera vista las características paradójicas de la figura de la madre, ya que crear comodidad y tranquilidad establecen las circunstancias del sistema integrado de los niños a incrementar su interés sobre el medio ambiente. Esto significa que cuanto más tranquilo y más afectuoso se siente uno en la pareja, más inclinado está a ponerse en contacto con extraños y, por lo tanto, perder el interés en su compañero de vida actual. Sin embargo, cuando está en peligro de perder su base segura, fortalece su amor por él / ella y está más inclinado a rechazar el objeto (sujeto) más desconocido.

Esta observación no es un teorema y no puede explicar completamente la relación dinámica entre dos adultos. Sin embargo, alrededor de 60 años de investigación sobre el tema del apego han dejado espacio para reflexionar sobre si las parejas adultas no transfieren la relación emocional con el cuidador principal desde la infancia a su pareja íntima. Respectivamente, si no repiten sus traumas de relaciones dolorosas con la madre.

Search

Popular